Las grandes fortunas gastan hasta 2.500 euros por metro cuadrado en la rehabilitación de las viviendas que, en muchos casos, revenden con plusvalías.

Las grandes fortunas latinoamericanas, españolas, europeas, asiáticas y rusas se han hecho con muchos de los edificios y pisos de los barrios más caros de Madrid —coronada ya como una de las plazas de inversión más atractivas del mundo para los patrimonios millonarios—, y Barcelona. Algunos compran como capricho y pueden gastar auténticas millonadas en la rehabilitación de sus nuevas casas y otros con una estrategia clara: rehabilitar para volver a vender.

Nos lo cuenta Ricardo Serrano, Socio y Co-Fundador de GYC Espacios, en una entrevista exclusiva para el diario El País.